lontana


Ahora veo cuál fue nuestro error.
Fuimos demasiado felices.

lontana #04
lontana #03
lontana #07
lontana #06


Magdalena García Marín, Leni
(Huelva, 1935 – 2006)

 Vacaciones. Por fin llegaba a Lontana. Bajé del coche y empecé a saludar a la familia.
- Este año vienes más gordo, no?
Leni era cristalina. Tal como le venía algo a la cabeza, lo soltaba. Sin filtrar.
- Vale, Tata. Joder, yo también te quiero. – y las risas se fundieron en un abrazo.
- No, si estás más guapo. Así, más rellenito …
- Eso, arréglalo. Bueno, cómo ha ido el año?
- Mira, por aquí, tirando. Y tú qué, te has echao ya novia?
- No, no. Qué va.
Tía y sobrino intercambiamos sonrisa. Ambos sabíamos que yo no estaba muy por la labor.
- Es que allá en Barcelona … A ti te gusta mucho esto. El cachondeo, el tapeo, …
No asentí, pero tampoco hacía falta. No iba muy desencaminada, mi tía, que entonces, como quién no quiere la cosa, dejó ir una de esas profecías que acompañan a uno toda su vida:
- Sí, sí ... al final mi David se vendrá pa cá y se buscará por aquí una buena serrana.

lontana 08
lontana #05
lontana #10


Silvino Hidalgo González, Silvi
(Huelva, 1934 – 2009)

 
Te dejaré para siempre en La Otra Banda.
Detrás de tu barriga, a pie de sombrilla; descansando sobre pierna derecha.
Con aquel bañador verde, tu camisa a cuadros beige y la gorrita de visera negra a lo Capitán Haddock.
Tocando palmas, comiendo una tajada de melón. 
Haciendo bola para impresionar al niño.

lontana #09
lontana #12
lontana #15


Juan Antonio Machuca Llau, Juan
(Huelva, 1939 – 2010)

 

Fiestas de La Cinta, tapas en La Orden, turrón de alicante, coco y Colombinas; los dulces con el café, tu chocolate arriba en la nevera, Punta Umbria, arroz en Portugal; Marca y Mundo a pie de cama; tu caminar con las manos atrás y tus 'y a tí cuánto te ha quedao?' a los jubilatas; esa risa canalla de alguien con mucha noche, mirando al cielo; la carita after siesta de no haber cagao; tu arranque rumbero levantándote de un bote del sofá; el paseito diario al Rompido con tus gafitas de sol de moña vieja, en plan misión secreta; 'he comprao dos cupones, vamos a medias, también con la serie'; tu pasión por los relojes del moro; tu foto carnet de cuando Alemania y Barcelona, pa acompañar las batallitas; los dados en la mesa de la cocina con Leni; sentado en proa de la lancha.

- Te espero.
- Ta luego, Juan.

lontana #17
lontana #18
lontana #19


Concepción Hidalgo González, Concha
(Huelva, 1940 – 2012)

 
Cuando lo malo sólo les pasaba a los demás.

lontana #21
lontana #22
lontana #13
lontana #23

 

 

• Identidades | collective exhibition | Arenas | 2013 october | Barcelona
_

Para Leni, Silvi, Juan y Concha.
Por seguir conmigo, a su manera.
_

My father, born in Barcelona, did his military service in Seville in the 60's. When he had some free days used to go to the beach, to a neighbouring town, Huelva. There, one day of august, met my mother, fell in love and married soon.

She had a sister and a brother, who lived with their couples in the same street. 
So my mother, who moved to Barcelona with my father, was the only one who lived apart from her original family, only meeting them on summer holidays.

Lontana is the house where I've spent every summer of my life, meeting for a month a year with my southern family.
It was our annual meeting point, and for many years the house was filled with laughter.

But after three decades enjoying them, those two couples passed away in just six years.
That august of 2012 came, and for the first time in my life I felt alone in the house. 

I would have to say it was not an absolute solitude though, because in every corner an image of my recently deceased relatives was waiting to me. 
So I decided to spend that summer accepting the silence, filling the emptiness with my memories.

Now my life without them is actually quite similar eleven months a year as it was when they were alive. 
As I've always done, I just remember from Barcelona the things we lived together since I was a baby. 

And in august, I keep going to my appointment with my people. Same place, feeling them in a different way.

They are Lontana.

• Identidades | collective exhibition | Arenas | 2013 october | Barcelona
_

Para Leni, Silvi, Juan y Concha.
Por seguir conmigo, a su manera.
_

Mi padre, natural de Barcelona, hizo el servicio militar en la Sevilla de los 60's. Ciudad calurosa de interior, cuando tenía unos días de permiso escapaba a la costa; a un población vecina, Huelva. Allí, un día de playa, conoció a mi madre, se enamoraron, y pronto se conviertieron en marido y mujer.

Ella tenía una hermana y un hermano, que vivían, con sus respectivas parejas, en la misma calle de la ciudad onubense.
Así que mi madre, al mudarse a Barcelona para vivir con mi padre, era la única que vivía lejos de su familia de origen, visitándolos tan solo en las vacaciones de verano.

Lontana es la casa donde he pasado todos los veranos de mi vida, conviviendo alrededor de un mes con mi familia andaluza.
Era algo así como nuestro punto de encuentro anual, convirtiéndose durante años en una referencia entrañable para todos.

Pero, después de tres décadas inolvidables, aquellas dos parejas murieron en tan solo seis años.
Llegó ese agosto de 2012, y por primera vez en mi vida me ví sólo en aquella casa.

Si bien, para ser sinceros, tendría que decir que no era una soledad absoluta, pues en cada esquina de la casa me esperaba siempre alguna imagen de ellos.
Así que decidí dedicar aquel verano a aceptar el silencio, llenando los vacíos de recuerdos.

He de decir que, después ya de un tiempo, parece que mi vida sin ellos es bastante similar durante once meses al año a como era cuando vivían.
Como siempre he hecho, recuerdo desde Barcelona las cosas que vivimos juntos desde que tengo uso de razón.

Y cuando llega agosto, sigo acudiendo a la cita con mi gente. En el mismo sitio, sintiéndolos de otra forma.

Ellos son Lontana.

• Identidades | collective exhibition | Arenas | 2013 october | Barcelona
_

Para Leni, Silvi, Juan y Concha.
Por seguir conmigo, a su manera.
_

El meu pare, natural de Barcelona, ​​va fer el servei militar a la Sevilla dels anys 60. Ciutat calorosa d'interior, quan tenia uns dies de permís escapava a la costa; a un població veïna, Huelva. Allà, un dia de platja, va conèixer la meva mare, es van enamorar, i aviat es convertiren en marit i muller.

Ella tenia una germana i un germà, que vivien, amb les seves respectives parelles, al mateix carrer de la ciutat onubense.
Així que ma mare, en traslladar-se a Barcelona per viure amb mon pare, era l'única que vivia lluny de la seva família d'origen, visitant-los tan sols en les vacances d'estiu.

Lontana és la casa on he passat tots els estius de la meva vida, convivint al voltant d'un mes amb la meva família andalusa.
Era així com el nostre punt de trobada anual, convertint-se durant anys en una referència entranyable per a tots.

Però, després de tres dècades d'inoblidables, aquelles dues parelles van morir en tan sols sis anys.
Va arribar aquell agost de 2012, i per primera vegada a la vida em vaig veure sol en aquella casa.

Si bé, per ser sincer, hauria de dir que no era una soledat absoluta, ja que a cada cantonada de la casa m'esperava sempre alguna imatge d'ells.
Així que vaig decidir dedicar aquell estiu a acceptar el silenci, omplint els buits de records.

He de dir que, després d'uns anys, sembla que la meva vida sense ells és força similar durant onze mesos a l'any a com era quan vivien.
Com sempre he fet, recordo des de Barcelona les coses que vam viure junts des que tinc ús de raó.

I quan arriba l'agost, segueixo anant a la cita amb la meva gent. Al mateix lloc, sentint-los d'una altra manera.

Ells son Lontana.